+34 635961079 info@flproyectos.es

Solar Impulse, el avión solar que recorrerá el mundo

Solar Impulse, el avión solar que recorrerá el mundo

El proyecto Solar Impulse se reanuda para intentar convertirse en el primer avión tripulado propulsado exclusivamente por energía solar para dar la vuelta al globo. En F&L Proyectos, especialistas en soluciones fotovoltaicas, nos apasionan este tipo de iniciativas y nos hemos querido hacer eco de este bonito proyecto.

El proyecto Solar Impulse

Solar Impulse comenzó comenzó a surcar los cielos el año pasado desde el Aeropuerto Ejecutivo de Al Bateen en Abu Dabi. A una velocidad promedio de 72 kilómetros por hora voló a través del Océano Pacífico llegando a recorrer 7.200 kilómetros. El avión fué capaz de volar durante cinco días seguidos con un solo piloto, antes de aterrizar en Hawai. Ahí si tuvo que aterrizar por el uso de las baterías que aunque almacenan la energía del sol durante el día y la liberan por la noche, una revisión era obligatoria.

“El año pasado demostramos que Solar Impulse es capaz de volar cinco días y cinco noches sin parar”, dijo André Borschberg, CEO de Solar Impulse y piloto. “Ahora lo que queremos hacer es continuar el vuelo en todo el mundo y demostrar que estas tecnologías pueden ser utilizadas, no sólo en un avión, sino también en el suelo”. Esa es la razón por Bertrand inició el proyecto y con el objetivo de estar experimentando ciclos de día y noche completos sin ningún tipo de combustible.

El proyecto hoy

Ahora, con baterías nuevas, mejoras y otras reparaciones, el avión y sus dos pilotos, Bertrand Piccard y Borschberg, están reanudando su intento sin precedentes en la historia de la aviación. El vuelo comprende despegar desde Hawai para cruzar el Océano Pacífico y aterrizar en Moffett, un campo de aviación en Mountain View, California, volando a través de la Tierra.

“Durante mi vuelta en globo alrededor del mundo en 1999, los siete días que pasé sobre el Pacífico fueron los más emocionantes y llenos de nervios”, comentó Piccard, que está volando esta etapa del viaje. “Con Solar Impulse el vuelo debe durar tres días, pero esta vez estoy solo en la cabina, por lo que la intensidad no es menos importante. Todas las mañanas se tiene la incertidumbre de saber cuánta energía queda en las baterías. Luego, con la salida del sol comienza el círculo virtuoso de vuelo perpetuo “.

El equipo hizo una comparación del vuelo de Amelia Earhart desde Honolulu a California, la primera travesía en solitario. “A pesar de los muchos paralelismos entre estos vuelos, una diferencia significativa se mantiene: mientras que el avión de Earhart usó más de 1.800 litros de gasolina, el Si2 vuela sin combustible”.

La aeronave presenta en el ala principal 17’248 células solares que recargan las cuatro baterías de litio, las cuales a su vez aportan la energía necesaria a los cuatro motores y hélices, permitiendo al Si2 volar durante la noche hasta el amanecer siguiente.

En nuestro blog seguiremos muy atentos al desarrollo de estas maravillosas aventuras. No te pierdas nada a través de nuestra comunidad de Facebook.